Barbacoas de gas

Guía para comprar una barbacoa de gas

Paleta de cerdo asada en barbacoa de gas

Paleta de cerdo asada en barbacoa de gas

No hay nada mejor que una buena paleta de cerdo asado a fuego lento.
Una cocción tan lenta a una baja temperatura nos asegura un suculento asado.

Pero la clave de esta receta es el ahumado, por eso la elaboramos en la barbacoa. Como no queremos ahumarla demasiado, vamos a utilizar una barbacoa de gas, que emite un humo mucho más saludable que las de carbón, pero si tenéis una de carbón también podes elaborar la receta igualmente.
He hecho muchos experimentos para poder llegar a esta receta de paleta de cerdo durante las últimas semanas. Y lo reconozco, he tenido que cambiar mi enfoque en esto de la barbacoa para llegar a los mejores resultados.

Yo siempre he preferido trozos grandes de carne, pero en esta ocasión he comprobado que la barbacoa funciona mejor con una pieza de menos de dos kilos, en lugar de la de 4 kilos que solía cocinar yo.

Con una pieza de casi 4 kilos , tendríamos que empezar a cocinarla muy temprano y, con suerte, estaría lista para la hora de la cena. Con una pieza de 2 kilos, o dos piezas de 2 kilos asadas al mismo tiempo, los tiempos se reducen a la mitad, y estaría para la hora de comer.

La carne requiere varias horas de cocción y ahumado para que tenga la consistencia y el sabor adecuado.
Después, sólo tenemos que terminarlo en el horno envuelto en papel de aluminio.
Lo cierto es que es difícil mantener una temperatura baja constante en una barbacoa de gas. Por eso envolverlo en papel de aluminio ayuda a capturar todos los jugos y la grasa.

Con todo este proceso de cocción y ahumado, una salsa barbacoa no sería realmente necesaria al final, pero puedes usarla cuando desmenuces la carne.

Tiempo de preparación: media hora
Tiempo de cocción: 8 horas
Raciones: 6-8

Una regla general sobre la carne de cerdo a la barbacoa es cocinar de 100 a 110 ºC durante 90 minutos por cada medio kilo de carne.
Tenemos que preparar la barbacoa, esperar a que se caliente y cocinarla durante 8 horas, este proceso bien nos puede llevar 9 horas, así que te aconsejo que empieces a primera hora de la mañana, si quieres tener el asado hecho a tiempo para la cena.

Si vemos que la carne no está bien hecha al cabo de 6 horas de cocción, lo terminamos en el horno a 130 grados, bien envuelto en papel de aluminio para mantener la humedad.

Ingredientes
2 kilos de paleta de cerdo sin hueso o con hueso (se puede hacer fácilmente dos asados ​​de 2 kilos cada uno si la barbacoa es lo suficientemente grande)
Adobo (para una pieza de 2 kilos):
2 cucharadas de azúcar moreno
2 cucharadas de azúcar blanco
2 cucharadas de pimentón
1 cucharada de sal kosher
1 y 1/2 cucharaditas de comino molido
1 y 1/2 cucharaditas de ajo en polvo
1 y 1/2 cucharaditas de pimienta negra

A cocinar con la barbacoa:

El día antes:
Preparamos el adobo. Mezclamos todos los ingredientes del adobo, sin que halla ningún grumo y frotamos la carne con el adobo por todas las partes.
Lo envolvemos en papel de film y lo introducimos en el frigorífico toda la noche.

El día siguiente, sacamos la carne a temperatura ambiente 2 horas antes de empezar la barbacoa.
Empezamos a preparar la barbacoa. Nos aseguramos que tenemos suficientes botellas de gas para poder terminarla.
Si tenemos espacio en nuestra parrilla, ponemos una pequeña bandeja con agua para ayudar a moderar el calor y que la carne no se reseque demasiado.

Enciende la barbacoa a fuego medio, la cubrimos y dejamos que se caliente hasta que empecemos a ver el humo salir.
A continuación, colocamos el asado en las rejillas de la parrilla, en el lado frío, lejos del calor directo.

Si hay una parte de grasa en la carne, ponemos ese lado para arriba.
Cubrimos la barbacoa, bajamos a fuego lento y dejamos que empiece a cocinarse.

La temperatura ideal que debemos de mantener es 110 ºC. Si la temperatura asciende demasiado, la carne se secará, si es más baja, el tiempo se eternizará.
Hay que mantener la temperatura durante al menos 4 horas, por lo tanto tenemos que comprobar regularmente el asado y su temperatura. Resiste la tentación de abrir la barbacoa más de una vez por hora, porqué cada vez que la abrimos, la temperatura del interior bajará y aumentará el tiempo de cocción.

Para poder verificar la temperatura a la que está el asado, podemos usar un termómetro para carnes en la abertura del capó, en el lado de la carne.

Si vemos que la temperatura es más alta, con abrir el capó de la barbacoa es suficiente.
Esperamos un tiempo mínimo de cocción, más o menos serían 6 horas (si la pieza de carne es más grande, el tiempo aumenta).
Después de 2 o 3 horas, gire la pieza de carne de modo que el lado que estaba más cerca del calor es ahora el más alejado del calor.

Después de aproximadamente 5 horas, empezamos a medir la temperatura interna de la carne. Se puede comer a unos 75 grados, pero lo ideal es que sean 90ºC. Cuando la carne llegue a esa temperatura, la retiramos del fuego sin apretarla, y la colocamos sobre una tabla de cortar. Dejamos que repose durante mínimo media hora.

Si después de 6 horas de cocción vemos que la carne no ha llegado a 90 °C de temperatura interna, mi recomendación es que lo terminemos en el horno a 150 grados.
Cuando se alcance la temperatura, retiramos el asado del horno y dejamos reposar durante al menos 30 minutos.
Por último, desmenuzamos la carne con dos tenedores y añadimos cualquier salsa.